[24-01-20] 24 de enero: Día Internacional de la Educación

El 24 de enero fue proclamado en 2018 por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como Día Internacional de la Educación. Es objetivo de esta celebración concienciar a todo el planeta de la importancia de la educación para conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible, concretamente el Objetivo que establece como prioritario contar con una “Educación de Calidad”.
 
En este año 2020 esta celebración se realiza bajo el lema "El aprendizaje para los pueblos, el planeta, la prosperidad y la paz". Al proclamar este Día, los estados miembros reconocen la importancia de adoptar medidas que garanticen una educación inclusiva y equitativa de calidad, en todos los niveles, para que todas las personas puedan acceder a un aprendizaje durante su vida escolar.
 
A pesar de los esfuerzos y avances, unos gobiernos más que otros, existen aún muchas carencias que evidencian todo el camino que queda por recorrer para conseguir el acceso de toda la población mundial a una educación de calidad. Es urgente por tanto desarrollar medidas para reducir las desigualdades. “Invertir en Educación” debe ocupar un lugar prioritario en los programas políticos de los gobiernos.
 
En ese sentido, algunos datos publicados por el Instituto de Estadística de la UNESCO y el Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo resaltan que:
- En el mundo hay aproximadamente 258 millones de niños/as y jóvenes sin escolarizar.
- 617 millones de menores y adolescentes no saben leer ni tienen conocimientos básicos de matemáticas para desenvolverse en la vida cotidiana.
- En los países en desarrollo el 91% de los niños/as se matriculan en la escuela, pero de ellos, 57 millones no asisten.
- Los conflictos y guerras impiden que millones de niños y niñas acudan al colegio y existen 4 millones de niñas y niños refugiados que igualmente no pueden asistir.
- Solo el 2% de las niñas más pobres en países de bajos ingresos completan la escuela secundaria superior
 
CC.OO., en su acción sindical internacional, y como sindicato afiliado a la Internacional de la Educación, sigue exigiendo  que la Educación de calidad sea un derecho humano básico. Para ello, los gobiernos deben apostar, a través de las organizaciones sindicales representativas de la Educación, por una mayor colaboración con los docentes y trabajadores y trabajadoras de la educación mediante una mayor financiación e inversión educativa en la Educación pública, exigiendo el cumplimiento de las metas recogidas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible , participando y trabajando en las campañas internacionales contra las políticas de privatización y comercialización de la Educación que se están implementando en muchos países bajo los discursos neoliberales del Banco Mundial, la OCDE y el FMI. Es imprescindible reconocer la importancia de la Educación como elemento transformador para el progreso económico y social de los países y pueblos. Resulta fundamental intensificar todos los esfuerzos necesarios  en el  movimiento sindical internacional en defensa de los derechos humanos y sindicales, en la mejora de los servicios educativos y de las condiciones de trabajo y empleo del profesorado y de todos los trabajadores y trabajadoras de la Enseñanza.
 
> Mensaje de la Directora General de la Unesco

> Cartel reivindicativo de la Internacional de la Educación

> Cartel reivindicativo de la UNESCO

Comparte esta noticia: