[16-10-20] Declaración internacional de apoyo a la inversión pública con empleos de calidad y contra medidas de austeridad

La Internacional de la Educación, IE, junto a la Confederación Sindical Internacional, CSI-Global Unions, la mayor Federación de Sindicatos de la Enseñanza y  la mayor Confederación sindical del mundo y a las que pertenece CC.OO., ha elaborado una  declaración conjunta en la que se insta al Banco Mundial y al Fondo Monetario Internacional, FMI, a que apoye a los gobiernos para que inviertan en servicios públicos esenciales en lugar de potenciar políticas de austeridad.

Resulta imprescindible ante la actual pandemia mundial  proporcionar más apoyo financiero a los países más pobres y concederles un amplio alivio, y a largo plazo, sobre la deuda que padecen. Las instituciones financieras deben dejar de presionar a los países para que recorten el gasto en servicios públicos esenciales como está sucediendo.

Una y otra vez, las medidas de austeridad han demostrado tener efectos desastrosos. A pesar de ello, la FMI ha seguido exigiendo a los países deudores la devolución de los préstamos de emergencia recibidos en la pasada década por la anterior crisis económica a pesar de la actual pandemia y la nueva crisis generada. En 2020 se ha llegado a recomendar hasta al 90 % de los países con ingresos bajos, que congelen sus gastos en los servicios y salarios de los empleados/as públicos.  En el sector de la educación esta exigencia incide aún más en la escasez de docentes ya existente dificultando en mayor medida la reapertura segura presencial de las escuelas ante la crisis sanitaria que estamos padeciendo.  

Muchos países quedarán así aún más alejados de poder conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible  para 2030, cuestión que se debe evitar. CC.OO. está comprometida en esta lucha y exige al Banco Mundial y al FMI que apoyen la inversión pública, que genere empleos de calidad y que deje de exigir que se desarrollen políticas de austeridad.

Manifiesto de IE y CSI-Global Unions – Llamamiento al Banco Mundial y al FMI

Comparte esta noticia: